Breve historia de la “Maison des enfants”

Historia

La “Maison des enfants” el Orfanato en Sobanet (MDE) nació a principios del milenio, obra del Sr. Riccardo Piccaluga y la Sra. Daniela Pasotti, su esposa. Riccardo, él mismo huérfano y acogido en un orfanato, se convirtió en un gran industrial. A sus 60 años, quería darle a otros huérfanos pobres la oportunidad de tener éxito en la vida. Dicho y echo vendió todo lo que poseía y se embarcó en hacer funcionar la Casa de los Niños en Guinea, donde hospedar a cien huérfanos.
En 2015, Riccardo y Daniela donaron el orfanato a la Compañía de Jesús en Guinea (COJEGUI) de forma gratuita para que su trabajo pudiera continuar.
El Provincial de la Provincia de África Occidental, de la que Guinea forma parte, encargó entonces al Padre Dorino Livraghi (un jesuita durante 50 años en África en varios países) que asumiera la responsabilidad.

Cambio de equipo de animación.

En octubre de 2017, el P. Dorino Livraghi abandonó Sobanet y el MDE. José Luis Ferrer Soria sj. y presidente de Globalmon ONGD fué nombrado para su cargo.

La misión

El objetivo de la Maison des enfants era, cuando el COJEGUI se encargó de la gestión y animación del MDE, fué contribuir a la formación humana, escolar y profesional de los 12 huérfanos que aún están presentes, que se unieron en octubre del 2018. 27 internos niños y niñas, mas todos los niños en el área que asistieron a la escuela (actualmente 390 alumnos).

La gran mayoría de la población de la región de Sobanet es musulmana, pero vive en armonía con los cristianos de la región. Es esencial que trabajemos enérgicamente para que esta coexistencia pacífica dure mucho tiempo. Esto supone que desde una edad temprana, nuestros hijos están informados de sus creencias y educados para dialogar y respetar.

La oferta educativa y formativa de los centros escolares de Maison des enfants.

La capacitación que brindamos a nuestros hijos no es solo académica y profesional, sino también cultural y religiosa, con un enfoque inspirado en el carisma ignaciano, en colaboración con el movimiento educativo internacional Fe y alegría. “Entrene a hombres y mujeres para otros”, para citar al padre general Arturo Sosa.

La Maison des enfants tiene ahora un jardín de infantes, una escuela primaria, una escuela secundaria y una escuela profesional de inserción de la mujer, que permite a los estudiantes, tanto niños como niñas, internos y de varias aldeas circundantes continuar sus estudios en Sobanet y una gama más amplia de servicios calificados para los niños en la región.

Otros talleres (informática, agricultura, reproducción, pesca, electricidad, mecánica, albañilería, carpintería, etc.), algunos ya iniciados, se ofrecen progresivamente, bajo la modalidad de capacitación extracurricular a los estudiantes de nuestros centros educativos. por un lado, y por otro lado a los ancianos de la región, supervisados ​​en la escuela vocacional, en colaboración con varias asociaciones civiles activas en la región.

En la enseñanza, nuestro objetivo es la excelencia cualitativa, lo que implica no solo requisitos específicos para los estudiantes, sino también para los profesores.

Pedimos a los maestros que participen activamente en el ciclo de educación continua, organizado para ellos en la MDE a lo largo del año escolar, para obtener más habilidades profesionales, a través de un programa de capacitación intensivo y continuo.

Asegurar la sostenibilidad financiera de la Maison des enfants a medio plazo, un reto crucial para la moda.

Para que el MDE sea sostenible en el tiempo y se convierta en un importante centro educativo en la desatendida región occidental de Guinea occidental, será necesario completar la construcción de la infraestructura necesaria y darle una base económica sólida a medio plazo. El nuevo equipo anfitrión de MDE está totalmente en la tarea de enfrentar este desafío, que es crucial para la sostenibilidad del MDE.

Durante las clases

Construcción de infraestructuras

La construcción de una escuela primaria grande y espaciosa de más de dieciséis aulas está a punto de completarse. Los locales que se usan actualmente para las clases de la escuela primaria se pondrán a disposición de la universidad, la escuela vocacional y el internado, que se espera que alcance a 300 niños y niñas en los próximos tres años.

Prevemos otras instalaciones y otros medios técnicos para la escuela vocacional para los nuevos cursos ya programados en agricultura, albañilería, carpintería, electricidad, soldadura e informática, que se están implementando gradualmente, después del taller de costurería.


Entrada al poblado de Sobanet

La construcción de una escuela secundaria de bachillerato, es una opción que contemplamos para la continuidad del primer ciclo, que consiste en la implementación de la universidad. A medio plazo decidimos si es necesario avanzar y cuándo.

El área de Sobanet está destinada a experimentar grandes transformaciones sociales y económicas. Se están construyendo puertos mineros cerca del MDE para la exportación de bauxita, mineral de aluminio, de los cuales Guinea (con Australia) tiene las reservas más grandes del mundo. Entonces habrá trabajadores que vendrán a vivir a la región, habrá más riqueza …

Es plausible pensar que en unas pocas décadas (una … dos …) podríamos considerar construir una universidad u otras estructuras educativas de un nivel superior. ¡Habrá pan para los dientes de la Compañía, que quiere ir a la periferia del mundo para servir a los más pobres!