#GlobalClimateStrike

En mayo de este mismo año, Greta Thunberg convocó una huelga mundial contra el cambio climático, haciendo una llamada a la concienciación popular sobre esta problemática. Greta es una adolescente sueca que promueve el movimiento contra el cambio climático con otros jóvenes, cuya popularidad crece sin medida cada día y en todos los puntos del planeta. 

A través de una carta publicada en el medio alemán Süddeutscge Zeitung, los jóvenes activistas— un total de 50— instaban a la sociedad a implicarse en la lucha contra el calentamiento de nuestro planeta y a buscar soluciones a los múltiples problemas: aumento de la temperatura, contaminación de los océanos y mares, así como conseguir un entorno más sostenible y ecológico, entre otros. 

Imagen de Goran Horvat en Pixabay “Actúa ahora o nada después”.

Con el hastag #climatestrike, el movimiento contra el cambio climático que tendrá lugar el 20 y 27 de septiembre de este año pretende alertar de que “el cambio climático es una emergencia. Tenemos que mostrar a los políticos cuántas personas de todo el mundo no están dispuestas a quedarse al margen”, según un escrito en la página oficial de Global Climate Strike.

El origen de esta huelga tuvo lugar el pasado marzo con el movimiento #FridaysforFuture— especialmente liderado por mujeres activistas—, en el que miles de personas en 92 países vestían las calles de pancartas y gritos para exigir un cambio en la política y sus políticos para crear medidas que actúen de una vez a favor de nuestro planeta. 

Asimismo, este movimiento pretende dar un giro a la historia a través de la participación activa de toda las personas para “presionar y asegurar un cambio, pues todos pueden y deben colaborar”, como señalaba la carta publicada en el medio alemán. 

Así pues, esta se tratará de la primera huelga general por el clima convocada, que tendrá lugar en más de 1.500 ciudades alrededor del mundo, cuya finalidad será forzar a los gobiernos a buscar respuestas y soluciones para conseguir que la transición ecológica forme parte de las agendas políticas y públicas de todos los países, así como implicar a millones de personas en el movimiento. 

Finalmente, cabe destacar que desde la organización Globalmon ONGD de Gandia se respalda este movimiento— 20 de septiembre— y apoya diariamente las causas que mueven a Greta Thunberg a realizar esta huelga. De esta manera, se defienden los derechos de nuestro propio planeta, pues como mencionaban algunas pancartas del #FridayForFuture “no existe Planeta B”, por lo que hay que ir hasta el foco del problema, es decir, a las medidas que toman los Gobiernos, Instituciones, Administraciones, tanto nacionales como internacionales, y concienciar a toda la sociedad de que es necesaria la voluntad de poner en marcha la acción contra el cambio climático.

Por Lorena Company